El Parlamento británico ha dado luz verde por amplia mayoría a los bombardeos contra el grupo extremista Estado Islámico (EI), en los que también participarán Bélgica y Dinamarca, mientras el Comité Internacional de la Cruz Roja ha dicho que esos ataques han agravado la crisis humanitaria en el país y la vecina Siria.

No obstante, ninguno de los países europeos seguirán a Estados Unidos –que lidera la coalición contra el EI– en su ofensiva en este último país y se limitarán a mandar cazas sobre Irak, sin tropas sobre el terreno.