El Comité de Seguridad analiza clausurar una parte del Monumental para el partido ante Boca por la escalada violenta que ha tenido la puja por el control de los “Borrachos del Tablón”. Las amenazas en los paredones de Núñez y el enfrentamiento en el encuentro ante Independiente, encendieron el alerta en las fuerzas policiales.

La interna de la barra de River parece llegar a su pico máximo, al menos, es lo que espera el Comité de Seguridad, que tomó nota de los últimos cruces dentro del Monumental y en la casa de uno de los líderes de la facción disidente y analiza seriamente en clausurar la Centenario alta para el Superclásico del próximo fin de semana (domingo 17:15).

La interna de la barra del “Millonario” es tan conocida como el buen andar del equipo de Marcelo Gallardo. Desde hace tiempo, la Banda del Oeste (facción disidente, encabezada por Ariel Calvici) tiene planeado tomar el control de la tribuna Almirante Brown, hoy en poder de la oficial (Los Borrachos del Tablón, lideraba por Martín Araujo y Guillermo Caverna). Hubo una apretada a la casa del cabecilla disidente, que incluyó amenazas a su mujer y su hijo, que respondió con pintadas en las en el paredón de Figueroa Alcorta, con leyendas como “Maldad por Maldad” y “La familia no se toca”.

El Comité de Seguridad, que prevé un operativo de 1250 efectivos, quiere neutralizar un enfrentamiento barra al menos dentro del Superclásico frente a Boca y por ello examina clausurar por este partido la Centenario alta, donde se alojan La Banda del Oeste y donde se generaron los incidentes en el encuentro ante Independiente cuando se enfrentaron con la policía en el acceso para ingresar sin entradas.

Desde la dirigencia de Rodolfo D’onofrio están al tanto de la situación y realizaran lo posible para revertir la medida de la clausura aportando las medidas necesarias de control que exija el Comité y reforzando la seguridad en las inmediaciones.