La reconocida publicación internacional ha recibido varias críticas que calificaron a su última edición como “pornográfica”.

Como suele hacer, la revista norteamericana Sports Illustrated  puso en su tapa a una bella modelo para ilustrar su edición especial de trajes de baño. Pero los editores de la publicación nunca imaginaron que causarían la indignación de algunas organizaciones, que han denunciado al medio de “obsceno”.

El escándalo se  gestó por la provocativa en que aparece la modelo: se encuentra bajándose la parte inferior de su bikini. “No sólo muestra a una mujer bella en bikini, bordea la obscenidad al centrar la atención específicamente en el área púbica expuesta”, señaló Dawn Hawns, director del Centro Nacional de Explotación Sexual de EE.UU.

Desde Sports Illustrated justificaron la portada asegurando que quisieron centrar la atención en el torso de la modelo y no en la zona púbica, como afirma la organización. “Es el año del torso”, comentó un vocero del medio.

Hannah Davis, la modelo que apareceré en la portada y que generó el escándalo, también salió a defender a la publicación: “Creo que es absurdo que estén convirtiendo esto en algo importante. Por Dios, el número de trajes de baño. Hay fotos mucho más escandalosas en la revista si la abres”.

Hace unos días la publicación norteamericana también había llamado la atención pero no por un escándalo. Habían adelantado que eligieron a una modelo “rellenita” para que sea portada de una de sus próximas ediciones.

Aquí la producción de Hannah Davis (Crédito fotográfico: Sport Illustrated)

[fsg_gallery id=»25″]