Prefectura bajo sospecha por las cinco muertes en Time Warp

El fiscal que tomó la causa en la justicia ordinaria dijo que Prefectura le comunicó que “no había drogas” en la fiesta de electrónica cuando hicieron los controles antes del evento. Ahora, la justicia federal interviene en la causa.

La muerte de cinco jóvenes en una fiesta electrónica en Costa Salguero puso en duda el rol de las fuerzas de seguridad a la hora de realizar los controles necesarios en este tipo de eventos, donde la droga y los excesos son moneda corriente y pueden causar víctimas fatales.

Eso es lo que le llamó la atención a Sandro Abraldes, Fiscal Nacional en lo Criminal de Instrucción, cuando le consultó a la Prefectura lo que había ocurrido y estos le dijeron que en los controles hechos durante la noche no habían encontrado drogas.

«Personal de Prefectura nos dijo que nos daban intervención a nosotros porque ahí no había drogas, por lo cual debía intervenir la Justicia ordinaria. Eso fue la primera sospecha que me despiertan las fuerzas de seguridad, y por eso las desplacé de la investigación. Eso, sumado a que me dijeron que hicieron controles durante la noche y que no habían encontrado nada» dijo el fiscal en una entrevista con Vorterix.

Además, explico los motivos por los que la causa ahora pasó a la justicia federal: «Que todo se haya desatado en el lapso de una hora, que hayan sido todas personas que, en principio, no tenían vínculos entre sí, y que cuando preguntaba a los amigos qué era lo que habían tomado, era esta pastilla «Superman», y que las habían comprado en el lugar, eso hizo que pasara a la Justicia federal», explicó Abraldes.

También trascendió que Prefectura recibió $30.000 en “adicionales” por llevar a cabo la seguridad del Time Warp. Los investigadores sospechan que probablemente se haya pactado una “zona liberada” para vender droga dentro del predio. Además, este lunes, Casanello ordenó la inspección ocular de los pabellones de Costa Salguero donde se llevó a cabo Time Warp.