La Defensoría del Pueblo porteña, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y Memoria Abierta inauguraron ayer la muestra «Dibujos en prisión» en el salón auditorio del edificio Alicia Oliveira de la Defensoría de la Ciudad de Buenos Aires.

Una nueva iniciativa en manos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y coordinada por la Subsecretaría de Derechos Humanos y Seguridad y la Dirección de Derechos Humanos de la Defensoría, llevó ayer a la inauguración de la muestra que expone dibujos pertenecientes al Archivo Histórico de Familiares, realizados por presos políticos en la década de 1980.

El proyecto ejecutado por el Área de Gestión Documental y Digitalización de la Dirección General de Gestión Operativa de la institución, «comprende la captura, el procesamiento y la indización de todas las series y colecciones que fueron producidas o recopiladas por Familiares, desde los años 70 hasta la actualidad»

La muestra fue implementada en el Archivo de Familiares, en el predio Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), con el propósito de «preservar los documentos originales del deterioro producido por su manipulación e incrementar la usabilidad de la información del acervo histórico».

La iniciativa estipula que «la conservación de este material es fundamental para la construcción de la memoria individual y colectiva, sobre la desaparición forzosa de personas y otras violaciones graves a los derechos humanos ocurridas durante la última dictadura militar».

Durante el acto de inauguración de la muestra, el Defensor del Pueblo, Alejandro Amor, firmó el acta de compromiso para que la ex ESMA sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El evento contó con la participación especial de Alejandro Amor, Matías Blasco, director de Gestión Operativa; Martín Balbi, responsable del Área de Gestión Documental y Digitalización; María Graciela García, subsecretaria de Derechos Humanos y Seguridad; Graciela Lois, directora de Derechos Humanos; Lita Boitano, presidenta de la Comisión de Familiares; Valeria Barbuto, directora Ejecutiva de Memoria Abierta; Guillermo Mazzella, coordinador del Proyecto de Digitalización del Archivo Histórico de Familiares; Daniel Tarnopolsky, miembro del directorio de Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) y Arturo Pozzoli, flamante Defensor del Pueblo adjunto de la CABA, según confirmaron fuentes de la Defensoría.