El príncipe qatarí se postula como uno de los grandes candidatos a ganar una nueva edición del rally más difícil del mundo. Pero no la va a tener nada fácil, ya que detrás de él emergen pilotos extraordinarios y con una trayectoria destacada. Giniel De Villiers, Stephane Peterhansel, Carlos Sainz y hasta Sebastian Loeb, entre otros, amenazan con quitarle la corona.

A menos de una semana de comenzar el Rally Dakar Argentina-Bolivia 2016, que largará desde Tecnópolis y recorrerá los paisajes más bellos del norte de nuestro país, los principales candidatos comienzan a mentalizarse para quedar en la historia de esta extraordinaria prueba del deporte motor.

El principal candidato es el qatarí Nasser Al Attiyah. No sólo porque es el último campeón y logró su segundo Dakar a principios de año, sino porque llega tras una gran preparación en este 2015, donde además ganó el mundial FIA todo-terreno, el rally de Medio Oriente y el título en el Word Rally Championship 2. Luego de unas complicadas etapas en Bolivia, el príncipe se preparó físicamente de la mejor manera para poder sortear ese tramo del Dakar. También, formará parte del equipo oficial Axion X team, con el impecable MINI All4 Racing con el que ya ganó siete etapas.

Los que quieren destronar al príncipe:

Los rivales directos de Al Attiyah son los ya experimentados pilotos que en cada edición del Dakar pujan por ganar etapas y poseen los mejores equipos técnicos para lograr el título.

Giniel De Villiers con su Toyota Hilux buscará su primer título de Dakar.
Giniel De Villiers con su Toyota Hilux buscará su primer título de Dakar.

El primero en la lista es Giniel De Villiers, que el año pasado fue el único que estuvo a la altura del campeón y finalizó en el segundo lugar, a media hora del líder. Con su Toyota Hilux, el sudafricano quiere de una vez por todas ganar el Dakar tras tres subcampeonatos. Teniendo en cuenta las características de esta edición, donde hay mucho del rally tradicional al estilo WRC, las Toyota pueden dar el zarpazo y ganar varias etapas.

Si se trata de antecedentes, Stephane Peterhansel, es uno de los pilotos más importantes de este Dakar. Con cinco campeonatos en coches y siete en motos, el francés quiere volver a la gloria máxima en el Rally Raid. A bordo de un Peugeot 2008 DKR, el múltiple campeón espera mejorar la actuación del año pasado donde finalizó 11º debido a los problemas recurrentes en su coche. El 2008 DKR aún era un vehículo muy jóven, pero este año busca hacerle frente a los MINI.

El Peugeot 2008 DKR buscará derrocar de una vez por todas a MINI

Carlos Sainz también estará a bordo de un Buggy de la marca francesa. El campeón del 2011 y ganador de 27 etapas pagó cara la irregularidad que sufrió luego del retiro de Volkswagen y sufrió tres abandonos consecutivos entre 2013 y 2015. A pesar de todo, el español, doble campeón del mundo de Rally, espera volver al camino del triunfo para ser nuevamente uno de los animadores del Dakar.

El otro 2008 DKR a seguir es el del gran Cyril Despres. El quíntuple campeón en motos correrá por segunda vez en coches luego del 34º lugar en la general que padeció el año pasado, cuando dio el salto a las cuatro ruedas. Intentará aprender de lo vivido en enero de 2015 para que en el 2016 entre a la historia de la prueba coronándose en otra categoría.

Las variantes entre los animadores:

Entre los animadores del Dakar hay un nombre que es sinónimo de espectáculo y agresividad: Robby Gordon estará presente otra vez a bordo de su Hummer SV2 Gordini para el deleite de todos los amantes de los fierros. Esta vez eligió como compañero de equipo a un joven norteamericano de sólo 18 años de edad, Sheldon Creed, que venció al propio Robby en el circuito Super Stadium Trucks, donde le arrebató el título y se ganó el favor del veterano piloto con un asiento en su equipo oficial.

El Hummer de Robby Gordon siempre es una de las grandes atracciones del Dakar
El Hummer de Robby Gordon siempre es una de las grandes atracciones del Dakar

Nani Roma es otro de los campeones que tiene, este año, el privilegio de correr con uno de los mejores vehículos. En el equipo oficial MINI, el español espera repetir el gran campeonato que logró en el 2014. En enero de 2015, abandonó en la décima etapa y se quedó con las ganas de pelearle a sus compañeros.

Mitsubishi tiene como estandarte de batalla a Carlos Souza. Ganador de una etapa en el 2013, el experto conductor portugués estará a bordo de ASX Racing Mitsubishi, en el que buscará meterse nuevamente en el top diez.

Loeb y Hirvonen se prueban en el Dakar:

Carlos Souza, con Mitsubishi, quiere trepar al podio.
Carlos Souza, con Mitsubishi, quiere trepar al podio.

Una particularidad de este año es la participación de dos pilotos estrella en el Word Rally Championship. Uno de ellos, Sebastian Loeb, significa una sorpresa muy agradable para el mundo motor. Que un nueve veces campeón del mundo de rally participe es, en la previa, la noticia más destacada de esta edición de la prueba. Según la propia organización y sus colegas, Sebastian Loeb es el mejor piloto de rally de la historia, por lo que su presencia es un reto con todas las letras para el resto de los pilotos. Es la flamante incorporación con la que Peugeot busca poner al 2008 DKR por encima del MINI All4 Racing. Además, estará acompañado por su fiel navegador, Daniel Elena.

Mikko Hirvonen es el otro piloto del WRC que se vuelca al Dakar. Fue cuatro veces subcampeón, bajo la sombra de Sebastian Loeb. El finés, intentará seguir la línea de viejos compatriotas que supieron alzarse cuatro veces con títulos de la prueba: Ari Vatanen y Juha Kankkunen. Si bien será su primera vez, tiene todas las de ganar. Es que estará a bordo de un MINI, coche que ganó las últimas cuatro ediciones del Dakar. También, estará acompañado de un navegador muy experimentado como Michel Perín, que supo ganar cuatro veces este rally. Por último, la similitud de la mayoría de las etapas de esta edición con las carreras del WRC probablemente ayude en la adaptación y la puesta a punto.

Argentina tiene dos representantes con grandes aspiraciones:

Falta mencionar al piloto argentino que siempre está presente en el Dakar. Orlando Terranova llega también como piloto oficial de MINI y la ilusión de llegar al menos al podio y el sueño de lograr el título. En ediciones anteriores, tuvo como mejor resultado dos 5º puesto en 2013 y 2014. En 2015 se hizo con cuatro victorias en etapas pero quedó muy lejos en la general (18º) por un despiste en el principio de la carrera.

Emiliano Spataro es el otro argentino con chances de quedar entre los mejores. 14º en el 2014 y 21º en el 2015, el bonaerense quiere medirse con los grandes pilotos de la prueba. Participará a borde de una Reanult Duster, con apoyo del equipo oficial argentino, integrado también por Christian Lavieille, el francés de extensa carrera en el Dakar y que finalizó en el sexto lugar el año pasado.

Reanult puesta a Spataro y a Christian Lavieille para conducir la Duster.
Reanult puesta a Spataro y a Christian Lavieille para conducir la Duster.

Con estos nombres, los coches largarán en una nueva edición del Rally Dakar.