Este fin de semana se define el campeón de la máxima categoría automovilística, en uno de los circuitos más modernos y vistosos del calendario. Lewis Hamilton llega puntero, con 17 puntos de ventaja sobre su compañero Nico Rosberg. Como habrá doble puntaje, un segundo lugar le alcanzaría al británico para ser campeón.

Finalmente llegó el momento de la definición de la temporada 2014 de la F1. Con el campeonato de constructores ya asegurado, la escudería Mercedes sólo debe sentarse a mirar y esperar cuál de sus dos corredores será el que se quede con el título de campeón de pilotos.

Lewis Hamilton y Nico Rosberg son los únicos privilegiados que podrán diputarse el primer lugar en la tabla, por ende todas las miradas estarán puestas en los dos corredores de Mercedes. Del resto de los pilotos, se espera que entre Vettel, Alonso y Bottas definan el cuarto lugar, mientras que Ricciardo, con sus dos victorias en la temporada, ya casi aseguró el tercer puesto.

También hay que ver que pasa con la tabla de Constructores, cuyos dos primeros escalones ya son propiedad de Mercedes y Red Bull. Williams, Ferrari y McLaren deberán definir entre si los otros tres lugares del top 5.

Una novedad que se introducirá en esta definitoria carrera, es que todos los puntos serán duplicados. El primer puesto sumará 50, el segundo 36, y así. De esta manera, puede haber muchos cambios en las posiciones medias de las dos tablas. Con esto, un segundo lugar le daría a Hamilton el título, mientras que Rosberg debe ganar y esperar que Lewis finalice tercero o peor.

Con respecto al Yas Marina Circuit, hay que decir que es un circuito espectacular al menos en lo visual. Posee la recta más larga del calendario, de más un kilómetro de longitud -donde veremos algunos sobrepasos a gran velocidad- y varios sectores que requieren mucha técnica por parte de los pilotos. Otro atractivo de Yas Marina es que se corre durante la tarde noche, por ende la carrera comenzará de día y concluirá al anochecer, donde los coches de la categoría relucen con las luces artificiales y contrastan con la oscuridad del desierto.

Por todo esto, la última carrera del año será seguramente un espectáculo digno de ver. En esta temporada que dio muchísimo que hablar, los pilotos y equipos de la máxima categoría automovilística no querrán decepcionar a los fanáticos, que esperan un mejor campeonato en el 2015.