La miniserie de HBO lanzó sus primeras imágenes de cara al estreno del 21 de junio, revelando poco de la trama pero prometiendo la misma tonalidad que mostró el año pasado con Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

Esta vez los nominados al Globo de Oro y Emmy por sus actuaciones – que también fueron productores ejecutivos – no serán los protagonistas, sino que Colin Farrell y Vince Vaughn serán los líderes del reparto que completan Rachel McAdams y Taylor Kitsch.

El show no parece mostrar algún cambio en la premisa de tratarse sobre un solo caso policial dividido en ocho capítulos, aunque no es seguro que vuelva a comenzar con un flashback como se vio en 2014.

En el minuto de adelanto no se ven las escenas de tiros y persecución que se puede esperar en cualquier otro programa del género, sino que se centra mucho más en personajes muy profundos y cómo interactúan entre ellos y con el ambiente en el que se mueven.

Esa originalidad hizo que el programa fuera nominado a los Golden Globes y Emmy como mejor serie dramática, y que su creador Nic Pizzolatto (su único antecedente había sido escribiendo dos episodios de “The Killing” para Netflix) fuera candidato por la escritura, entre tantos otros posibles premios que pudieron llevarse (solo ganaron cinco Emmy, incluyendo a la dirección de Cary Fukunaga, quien no volverá a ponerse detrás de cámara, pero fue reconocida por el larguísimo plano secuencia que realizó en el cuarto episodio).