Tom Cruise vuelve a hacer saltos pocos creíbles y salir sin despeinarse de explosiones mortales en el primer tráiler de la quinta entrega de la franquicia, que estrenará a mediados de año (todavía sin fecha confirmada en Argentina) bajo la dirección de Christopher McQuarrie.

La historia vuelve a tener el vértigo de saber que puede ser la última misión de Ethan Hunt y su grupo de espías super-ágiles, no solo por la peligrosidad de sus tareas sino porque además el gobierno planea cerrar IMF. Pero como si el miedo al desempleo no fuera suficiente, también los amenaza una organización con sus mismo dones pero mortíferos (un anti IMG dice Simon Pegg en el adelanto).

Cruise vuelve a ponerse en uno de sus personajes más característicos diecinueve años después de la primera vez, otra vez acompañado por Ving Rhames (el único que lo acompañó las cinco veces),  Jeremy Renner, Pegg, y ahora junto a America Olivo en el equivalente a la chica Bond de esta franquicia.

McQuarrie es el reemplazante de Brad Bird detrás del lente (se fue para hacer “Tomorrowland), el director de “Protocolo Fantasma”, la entrega que más recaudó (US$695M con US$145M de inversión). El realizador ganó el Oscar por el guión de “Los sospechosos de siempre”, pero como director solo tiene dos films anteriores, entre ellos “Jack Reacher” también protagonizado y producido por Cruise.

El también escritor de “Edge of tomorrow”, “Valkiria” y “El turista”, trabajó junto a los productores J.J. Abrams (director de la tercera parte) y David Allison (quien se sumó al proyecto en la cuarta edición y también se encargó de “War World Z” y “Star Trek: Into Darkness”). Además el director de fotografía es Robert Elswit, ganador del Oscar por “Petróleo sangriento” y nominado por “Buenas noches, y buena suerte”, y quien el año pasado trabajó en “Inherent Vice” y “Primicia mortal”.