La filial argentina en el Super Rugby no pudo con Sharks por la segunda fecha, cayendo por 19-15 en Durban. La próxima jornada descansarán antes de los dos primeros compromisos en Vélez.

La posesión fue letal en contra de los visitantes, que desde la primera pelota tuvieron que defender con medio equipo dentro del in-goal. En la segunda mitad apenas pudieron cruzar mitad de cancha, pero venían de llegar al descanso en ventaja pese a contar con dos amonestados.

Emiliano Boffelli fue el primero en apoyar al llegar perfecto para recibir el pase de Leonardo Senatore cuando iban siete minutos después de un penal en contra de arranque. Un maul le dio la ventaja nuevamente a Sharks demasiado rápido, y aunque Nicolás Sánchez empató con su patada a los 17 minutos, a dos del intermedio pudieron volver a festejar los naranjas.

Rodrigo Báez y Pablo Matera fueron amonestado en cuestión de tres minutos, pero Sharks cometió un knock-on tras jugar al line cuando intentaba el maul, que tantos problema le había dado al equipo de Raúl Pérez.

Santiago Cordero tomó el balón luego de un tacle y corrió desde la línea de 22m hasta apoyar en el in-goal luego de la patada de Santiago González Iglesias. Menos espacio dejaron los de negro en los segundos cuarenta minutos, y por eso encontraron dos penales que Joe Pietersen transformó en victoria.

Jaguares, que venía de vencer a Cheetahs por 34-33, en dos semanas volverá a competir en Liniers frente a Chiefs y siete días después contra Stormers. Después viajará a Nueva Zelanda y Tokio.

Los dos ganadores de los dos cuadrangulares de la zona sudafricana, junto al mejor de los restantes seis participantes avanzará a octavos de final. Además de enfrentar seis veces a los de su mismo grupo, cada equipo chocará contra cada uno de los otros conjuntos de la misma confederación y los de la zona de otro país (quince partidos para los Jaguares).