Buenos Aires presentó un proyecto para realizar un plan integral social, cultural, deportivo y comercial en el predio del Autódromo “Oscar y Juan Gálvez”, con el objetivo de favorecer el desarrollo humano, económico y urbano del sur de Buenos Aires.

El predio del Autódromo porteño se encuentra ubicado en Villa Lugano (Comuna 8), entre Av. Roca, Av. General Paz, Av. Escalada y el Riachuelo; se trata de tierras que son propiedad de la Ciudad, actualmente utilizadas por el concesionario ACBA SA.

El proyecto pretende relanzar el autódromo como sede central del automovilismo y motociclismo nacional, ubicarlo en el calendario mundial de estos deportes y convertirlo en sede de los principales eventos globales. Todo ello enmarcado en un proyecto autosustentable que perdure en el tiempo y no necesite la inyección permanente de fondos públicos.

En el desarrollo del mismo participarán en forma conjunta el Gobierno de la Ciudad, asociaciones e instituciones nacionales afines al automovilismo, y sectores privados con el objetivo de jerarquizarlo e integrarlo a la Comuna 8.

Además, el proyecto adquiere impulso y relevancia al generar sinergia con otras obras que tienden en conjunto al desarrollo de la zona sur de la Ciudad, tales como la urbanización de la Villa 20, Villa Olímpica, Parque de la Ciudad, Parque Olímpico, Parque Roca, Terminal Dellepiane, Centro de Transferencia de Cargas, Parque Indoamericano, entre otros.

Se considera que el proyecto permitirá generar 3 mil puestos de trabajo temporarios, por la ejecución de obras privadas, y otros 10 mil permanentes a través de nuevas actividades comerciales.

Además, se espera la incorporación de casi 50 mil m2 de parques públicos, áreas de esparcimiento, con mejoras en materia de seguridad y luminaria, nueva infraestructura urbana en la Ciudad, y circulación vehicular en la zona.

El proyecto Villa Lugano-Autódromo fue aprobado en la Legislatura porteña por procedimiento de doble lectura. La segunda lectura se realizó el 7 de diciembre último y se obtuvieron 40 votos positivos.

Una vez aprobada la ley, se comenzará con las obras de puesta en valor de la pista, tribuna y boxes de la zona deportiva. Dichas obras se realizarán en un plazo de 12 a 18 meses, evitando en la mayor medida posible la interrupción de las competencias previstas en el calendario de eventos.

Se prevé el desarrollo en 2 etapas para la zona no deportiva, consistente en 41 hectáreas.

La primera etapa, se realizará en paralelo a las obras de pista, con una duración de 3 años desde la constitución del fideicomiso, ocupando aproximadamente 6,5 hectáreas. Para la segunda etapa, que se realizará entre el cuarto y octavo año, se proyecta una ocupación de alrededor del 25% de la zona restante, teniendo en cuenta la magnitud territorial del predio.

El proyecto se desarrolló previendo la autosustentabilidad. En una primera instancia se hará una puesta en valor de la zona deportiva del Autódromo (pista, boxes, tribunas).

Las obras de urbanización, desarrollo de proyectos sociales y mantenimiento periódico de instalaciones, junto con la estructura administrativa del fideicomiso, serán financiados con los aportes tanto iniciales como periódicos que serán realizados por los privados que participarán.

Una porción de lo recaudado será destinado a proyectos sociales previstos por el Plan Integral, con acciones tendientes a la creación y recuperación de espacios públicos, que reposicionen al Autódromo como punto de encuentro social y cultural.