Un usuario de YouTube puso a competir al iPhone 6 contra el Samsung Galaxy 6 en una cacerola con agua hirviendo. No sólo mostró cuáles fueron los resultados tras sumergirlos, sino que también midió cuánto tiempo tardaron en dejar de funcionar.

En el universo YouTube es normal que diferentes usuarios pongan a prueba diferentes modelos de smartphones para ver cuál es mejor. Sin embargo, uno llevó la prueba al extremo y sumergió al iPhone 6 y al Samsung Galaxy 6 en agua hirviendo.

Antes de hacerlo, el individuo puso a correr los cronómetros de ambos equipos. Mientras el de Apple se apagó a los 5 segundos de entrar al agua, el otro celular tardó 50 segundos en avisar que se estaba sometiendo al teléfono a altas temperaturas.

Pese a ello, cuando se retiró los dos dispositivos el iPhone logró mostrar el logo de la marca, mientras que el otro no pudo emitir ningún tipo de señal. Si quieres verlo aquí abajo puedes apreciarlo ¿A qué prueba lo someterías tú?