Durante la última década se han aprobado una serie de leyes y reformas que generaron desde admiración hasta polémica y acalorados debates. Qué haría la oposición si llega al poder.

La bancada opositora en la legislatura se mantuvo casi siempre al margen o ausente, pero ahora sus principales dirigentes salieron a opinar sobre qué harían en caso de llegar al ejecutivo.

“No puede ser que cada uno que tome la posta sea siempre ‘un volver a empezar’”, lanzó Daniel Scioli apuntando a los dichos del Senador Ernesto Sanz, quien declaró hace poco que de llegar a la presidencia, revisaría todas las leyes aprobadas por el kirchnerismo y en algunos casos, de considerarlo necesario, las derogaría. Ante la polémica, luego tuvo que salir a aclarar que todo debería ser en consenso con los valores de la UCR.

Desde el oficialismo, desde el oficialismo la Diputada  Juliana Di tullio criticó a los candidatos que pretenden derogar o modificar sustancialmente a las leyes de llegar al poder y alegó que  “esta actitud de la oposición denota impotencia y demuestra que están en el lugar de los más poderosos; y que, por eso, quieren derogar las leyes que le dan derechos a los sectores que históricamente fueron los más desfavorecidos”.

Por su parte, Frente Renovador, el PRO y la UNEN, adhieren a la necesidad de reformas. Desde el espacio de Massa, ya armaron una lista de  leyes que le parecen prioritarias de revisión, entre las que se encuentran La ley de Abastecimiento, la de Emergencia Económica, la Antiterrorista – que recibió criticas hasta del propio kirchnerismo-  la de blanqueo de capitales, parcialmente la ley de medios y el nuevo Código Civil y Comercial, las reformas del Consejo de la Magistratura, la Carta Orgánica del Banco Central y la Comisión Nacional de Valores.

“Vamos a revisar todas las leyes aprobadas durante el kirchnerismo, en especial las que se aprobaron a libro cerrado y contienen pactos secretos. Tiene que haber un involucramiento de la sociedad”  agregó Binner, siguiendo la línea de Sanz, ambos parte del espacio de la UNEN.

El principal problema en el arco opositor se encuentra en sus internas, ya que hay sectores del socialismo que acompañaron votando positivamente a muchas leyes K, y desde el radicalismo se mantuvieron ausentes.

Pero en temas progresistas, como la  Ley de Medios, Matrimonio igualitario y las estatizaciones llevadas a cabo, sectores del radicalismo alegan que son reclamos históricos de su partido.

Pero también hay un gran sector de la sociedad que adhiere y ya tiene naturalizado el funcionamiento de los cambios de estos últimos años.

Por este motivo, tanto Sergio Massa como Mauricio Macri, tuvieron que salir a respaldar que no harían modificaciones en algunos puntos , a los cuales en su momento, manifestaron estar en contra. Por ejemplo, el Jefe de Gobierno porteño, salió a aclarar que de llegar la poder nacional, mantendría los planes sociales, como la Asignación Universal por Hijo, YPF seguiría siendo estatal, al igual que la ANSES.