El ser humano ha transformado profundamente el aspecto del planeta Tierra,nuestras ciudades, infraestructuras y cultivos han ido robando terreno paulatinamente a los ecosistemas naturales. Pero… ¿La vida en la Tierra sería muy diferente si la especie humana no existiera?Alguna vez se han preguntado ¿Qué pasaría si un día desapareciéramos?, ¿Qué pasará con los recursos naturales, con los animales y toda la infraestructura, bienes y servicios que producimos y consumimos durante nuestra existencia?, ¿Sería capaz la tierra de recuperarse ante la ausencia de un poco más de siete mil millones de personas?

Como especie absolutamente voraz, uno podría pensar que al planeta le iría bastante mejor sin las suelas de nuestros zapatos pisando su superficie.

Mal que nos pese, no somos ni de cerca imprescindibles para el funcionamiento del planeta. Más bien, todo lo contrario: sin nosotros, la tierra recuperaría mucho de su antiguo esplendor. En solo unos días después de que hayamos desaparecido… el 90% de nuestras máquinas, centrales nucleares y servidores de Internet incluidos se apagarían. Al interrumpirse el servicio de gas y electricidad, la calefacción de nuestras casas dejaría de funcionar. Las cucarachas estarían en problemas graves. Es que son insectos tropicales y han logrado su increíble número gracias al cobijo que le proporcionan nuestras viviendas. Sin nosotros, serian presas del frío. No se extinguirían, por supuesto, pero su número se reduciría de forma importante.

Los animales domésticos se volverían salvajes, pero sufrirían un proceso de especialización por el que solo sobrevirían las subespecies más fuertes. O lo que es lo mismo: habría perros en estado salvaje, pero no existirían jamás manadas de caniches montaraces.

La vida salvaje se irá apoderando de las áreas urbanas. Pequeños depredadores, como coyotes y linces, que han vivido durante siglos al borde de nuestras ciudades, se convertirán en los nuevos habitantes de las metrópolis. Detrás de ellos vendrán los carnívoros más grandes, como los lobos. El tiempo necesario para alcanzar el estadio de máxima biodiversidad depende del ecosistema en cuestión, de las condiciones ambientales y de factores aleatorios. Para entonces, nuestros jardines tendrán el mismo aspecto que un campo sin cultivar.

Las plantas repoblarían las calles de las ciudades en pocos años, pero habría que esperar miles para que la Tierra recuperara su pureza preindustrial y los océanos volvieran a ser completamente saludables, aunque los niveles de dióxido de carbono (CO2 )anteriores al hombre no se recuperarían hasta pasados cientos de miles de año.

Un planeta Tierra sin seres humanos deja un hálito de cierta nostalgia y tristeza,Al fin y al cabo, el hombre es una parte integral de la naturaleza. La conclusión desalentadora es que tan pronto como la toda la humanidad muera la naturaleza se tomará la revancha y terminará por recuperar el terreno que alguna vez perdiera por la mano humana.,,Destruirla es atentar contra nosotros mismo, en contra de nuestra especie.

Cristian Frers

Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social.