El Cervecero lo derrotó 1-0 como local por la novena fecha del Torneo de Primera División. El único tanto lo marcó Federico Andrada de tiro libre para su equipo que hace cinco partidos que no pierde.

Quilmes ha podido hacerse fuerte en su casa tras un arranque de campeonato malo, con un plantel que no cuenta con grandes figuras pero que a raíz de eso es consciente de sus limitaciones, consiguiendo triunfos trabajados así también como merecidos.

En la primera mitad el elenco de Sebastián Méndez jugó con la rapidez de sus hombres de área, sobre todo con el ecuatoriano Jaime Ayoví y lo único destacado fue el disparo de Facundo Silva que salió apenas cerca del poste de César Rigamonti.

El Cervecero en el complemento se encontró con un tiro libre a favor y no lo iba a desperdiciar. El jugador surgido en River Federico Andrada se hizo cargo del disparo que fue muy fuerte al medio, dejando sin chances al arquero Rodrigo Rey a los 9 minutos con un terrible zapatazo (tercer tanto).

El gol retrasó a los dirigidos por Alfredo Grelak ante los mendocinos que atacaron con varios hombres pero sin claridad, teniendo el empate a través de un tiro libre de Marcelo Benítez que controló Rigamonti para darle un gran triunfo 1-0.

Quilmes llegó a 13 puntos en el campeonato, cosechando cinco encuentros sin conocer la derrota desde la caída con Boca de visitante 4-1, además de escaparse de los puestos de descenso. En la próxima fecha visitará a Aldosivi en Mar del Plata.

Godoy Cruz por su parte continúa con 13 unidades y sigue sin ganar fuera de su casa, cayendo en este estadio luego de 3 años (la última en el Inicial 2013). Tigre será su siguiente rival en el Malvinas de Mendoza.