El balneario continúa cerrado al público tras la aparición de culebras y serpientes que llegaron a la zona en camalotes, tras ser arrastradas luego de las inundaciones en la provincia.

Continúa el alerta sanitario en la costa del balneario de Quilmes tras la invasión de culebras y serpientes que fueron arrastradas por las aguas luego de las inundaciones en el litoral argentino.

Voceros de la Secretaría de Salud de esa localidad, informaron que la Dirección de Zoonosis está “en alerta permanente para la captura de las especies que se avisten, y continúa el alerta sanitaria ante cualquier mordedura porque lo que observamos es que a pesar de las advertencias hubo gente que en estos días se metió al agua, cortan las cintas de peligro y entra”.

Y agregan que frente a estos casos, «invitamos a la gente a retirarse, les avisamos a través de altoparlantes, de los carteles, de la difusión en los medios porque nuestra función es evitar que se acerquen a los animales, pero no podemos sacarlos por la fuerza; y avisamos que en caso de mordedura asistan al Hospital de Quilmes, que es el centro de salud más cercano”, ubicado en Allison Bell 770, alertaron.

Finalmente, destacaron que “la restricción se va a mantener mientras haya camalotes cercanos a la costa, pero no podemos evitar que llegue el camalote y transporte animales, ni podemos afirmar cuánto tiempo más va a persistir esta situación”.

Ante casos de mordeduras de animales, el especialista Rodrigo Bahamonde, del Serpentario de la ciudad de La Plata, recomendó “no acercarse a ningún animal, no tratar de capturarlo, no matarlo, alejarse y llamar a Defensa Civil, a los bomberos o a la policía”, ya que “más del 70 por ciento de los casos de mordedura es por acercarse” y añadió que “estas culebras son inofensivas, mordedoras, pero no peligrosas”, aseguró.