La Academia lo derrotó 3-1 como local por la duodécima fecha de la Superliga. Había empezado perdiendo pero Lisandro López en dos ocasiones y Lautaro Martínez anotaron para terminar con un triunfo el primer tramo del certamen.

Racing no consiguió ninguno de los objetivos en la temporada en el regreso del entrenador que lo había sacado campeón en 2014 pero se fue por la puerta de atrás, al menos culminando la Superliga con un triunfo a la expectativa de mejorar el próximo año con un nuevo técnico.

En el amanecer del encuentro el conjunto de Mariano Soso iba a encontrar la inauguración del resultado con el mismo hombre que fue el héroe ante River. El uruguayo Brahian Alemán dispuso de un tiro libre inmejorable y con el zurdazo letal anotó el 1-0 a los dos minutos (tercer tanto).

La Academia mejoró en el correr de los minutos y acumuló dos buenas oportunidades en busca de la igualdad. Primero el ex Banfield Alexis Soto probó con el tiro libre que despejó el arquero y más tarde el colombiano Andrés Ibargüen falló increíblemente de cabeza.

El local no renunció a su estilo ante un oponente retrasado y llegó al empate en el final. La acción se inició en una contra y después de un tiro defectuoso de Matías Zaracho le salió un pase hacia el otro sector donde Lisandro López la empujó en tiempo de descuento.

A la segunda mitad el elenco del interino Ramón Fleita atacó por las bandas frente a un oponente sin ideas y de tanto merodear pudo darlo vuelta. Lautaro Martínez escapó por la banda y centró hacia López donde el capitán de cabeza anotó el 2-1 (cuarto tanto).

El dominio de los de Avellaneda fue total ya que el Lobo nunca insinuó riesgo y en el final su figura cerró el triunfo. A Martínez, recientemente vendido al Atlético de Madrid, le cometió penal Ezequiel Bonifacio y el mismo delantero ejecutó la pena máxima que atajó Martín Arias y el juvenil marcó en el rebote el 3-1 final.

Racing llegó a 16 puntos en la Superliga y cortó dos partidos sin ganar (los mismos de local), dando vuelta por primera vez un resultado y el cuarto triunfo seguido ante el Lobo. Tras el receso enfrentará a Unión en el Estadio 15 de Abril en Santa Fe.

Gimnasia sigue con 13 unidades y sumó su cuarta derrota como visitante siendo el equipo más goleado con 15 tantos (no gana en Avellaneda desde el Torneo Inicial 2014 por 1-0). Rosario Central será su próximo rival como local.