El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, defendió la decisión de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que marca que las compañías aéreas deberán presentar una lista con 32 datos de los pasajeros al asegurar que la medida ya se aplica en 40 países.

“Cómo se miente, cómo se envenena al ciudadano común. No hay cambios para el pasajero. Son las líneas aéreas y las agencias de turismo las que tienen que aportar la información” afirmó el funcionario que resaltó que  las aerolíneas “van a hacer lo mismo que hacen otros 40 países como Australia, la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá”.

El titular de la cartera del Interior manifestó que la información que brinden los pasajeros “es reservada y su uso es auditable” y sostuvo que esta medida junta datos que antes estaban dispersos lo que agiliza el trámite de los viajes  y “controla de más cerca delitos como la trata y el narcotráfico”.

Por último, Randazzo cuestionó a los que se oponen a la disposición de la AFIP: «Lo que hacen es ridiculizar una medida muy buena para los pasajeros. Hay una permanente campaña de desinformación para envenenar a la gente».