El Teatro de La Ribera, ubicado en pleno corazón de La Boca (Avenida Pedro de Mendoza 1821), reabrió anoche sus puertas con instalaciones renovadas con el estreno para la prensa e invitados especiales de «El andador», que cuenta con las actuaciones de Muriel Santa Ana y Agustín Rittano.

Para el público en general la primera función será el viernes 24 de junio a las 15 h; la obra también se presentará sábados y domingos en el mismo horario.

Entradas: Platea: $100; Pullman $80. Viernes (día popular), entrada general: $ 50.

El emblemático Teatro forma parte del Complejo Teatral de Buenos Aires del Ministerio de Cultura de la Ciudad. Fue inaugurado el 27 de octubre de 1971 con el espectáculo Allá en la Boca de entonces.

Su edificio fue donado al Consejo Nacional de Educación por uno de los artistas plásticos más representativos de la Argentina, y vecino del barrio, Benito Quinquela Martín.
Con capacidad para 643 espectadores, tiene una platea baja y una platea alta, también llamada pullman; un escenario de 11 metros de embocadura y 14 metros de profundidad. En su sala, y en el hall de ingreso, se destacan ocho murales realizados por Quinquela Martín que reflejan la vida cotidiana de los vecinos del puerto.

El andador, de Norberto Aroldi, cuenta con la dramaturgia de Florencia Aroldi y la dirección de Andrés Bazzalo. La obra fue estrenada en Mar del Plata por Tita Merello y Ernesto Bianco en 1965. El éxito inmediato mereció una versión fílmica dirigida en 1967 por Enrique Carreras, con la misma Merello y Jorge Salcedo.

Se trata de una obra realista que integra nuestro patrimonio cultural como ejemplo de porteñismo y de las costumbres y conflictos propios de los años 60, parecidos pero no idénticos a los nuestros. El andador provoca la reflexión sobre la siempre dificultosa tarea de construir y mantener una pareja, una familia. Y sobre lo imprescindible de asumir los afectos como una forma del subsistir cotidiano.