El conjunto Merengue igualó 1-1 como visitante por la 21° fecha de la liga española. Había empezado perdiendo pero lo emparejó Benzema y se mantiene tercero a cinco de Barcelona y Atlético de Madrid.

Real Madrid jugó muy bien ante un oponente débil aunque no pudo capitalizar su juego en goles, dejando dos puntos primordiales en el camino por el título, que por el momento lo alejan del torneo, sobretodo sabiendo que los catalanes aún deben completar un partido.

El inicio fue el mejor para los dirigidos por Juan Merino porque a los seis minutos pasaron adelante con un golazo. El defensor Pepe no pudo despejar ante Fabián que cubrió bien y tocó atrás donde Álvaro Cejudo le dio un bombazo sin dejarla picar para el 1-0.

La visita dominó las siguientes acciones frente a un rival tirado en el fondo, creando dos buenas situaciones. La primera con una pared entre Karim Benzema y Cristiano Ronaldo donde el portugués definió mal y luego su compatriota Pepe lo perdió llamativamente de cabeza cuando estuvo solo frente al arco.

El elenco del francés Zinedine Zidane en el complemento no cambió su estilo de atacar agresivamente y merodeó todo el tiempo el área de su oponente. El colombiano James Rodríguez que volvió a la titularidad, intentó con un tiro que se desvió en el camino y le cayó a Benzema pero el ex Lyon falló mandándola por arriba.

El gol tempranero cambió el plan de los sevillanos que se dedicaron a la contra sin demasiado éxito y los Merengues ya sin tanto orden fueron por la igualdad. Nuevamente el ex Banfield Rodríguez, la tuvo de cabeza aunque el arquero Adán le ahogó el tanto en el Estadio Benito Villamarín.

Los madrileños cada minuto que pasaba fueron arrinconando a un rival cada vez más metido atrás y a 20 del final llegaba la polémica. El alemán Toni Kroos dejo solo a Rodríguez que en posición adelantada fue generoso y toco hacia Benzema que la empujó (17 goles en la liga, a uno del goleador del Barcelona Luis Suárez).

Después del empate el local sostuvo su defensa con Bruno y el argentino Germán Pezzella firmes atrás, pero la gran figura sin dudas fue su arquero. Adán primero le desactivó una bomba de zurda a Rodríguez y minutos más tarde le tapó un tiro de taco casi bajo el arco al francés Benzema para el 1-1 final.

Así Real Madrid llega a 43 puntos, cinco puntos por debajo del Barcelona (debe el choque con Sporting Gijón) y Atlético de Madrid, sumando tres duelos sin ganar fuera de su casa. El próximo domingo recibirá en el Santiago Bernabéu al Espanyol de Barcelona.