El Merengue lo venció 1-0 en la final del Mundial de Clubes que se disputó en Emiratos Árabes Unidos. Cristiano Ronaldo le dio el triunfo con el tanto de tiro libre y consiguió por segundo año seguido el trofeo sumando el 26° título internacional en su historia.

Real Madrid volvió a confirmar porque es el mejor equipo en los últimos dos años y derrotó con solvencia a un Gremio que no quiso jugarlo sino aguantarlo, pero se topó con un equipo que se reencontró con su juego sumando otro título a su inmenso historial.

El equipo del francés Zinedine Zidane en el primer tiempo trató de hilvanar una buena acción con tranquilidad, manejando el balón, aunque la defensa cerrada de los brasileros le impidió crear alguna situación neta.

Sin embargo en los segundos 45 minutos, el campeón de la Champions League apeló a sus individualidades y el vigente Balón de Oro se hizo presente. La falta se la cometieron a Cristiano Ronaldo y el portugués ejecutó el disparó que pasó por el hueco de la barrera donde estaba Lucas Barrios y puso el 1-0 a los 8 minutos (siete goles en la competición igualando a Pelé).

Los comandados por Renato Gaúcho ni siquiera con la desventaja salieron a buscarlo y los españoles dominaron a voluntad pudiendo poder ampliar con el tiro en el poste de Luka Modric, aunque igualmente terminó siendo victoria en el Estadio Jeque Zayed de Abu Dabi.

Real Madrid se consagró bicampeón y consiguió su tercer Mundial de Clubes (2016 al Kashima y 2014 a San Lorenzo) y el sexto si se suma la Copa Intercontinental (1960, 1998 y 2002) llegando a 26° títulos internacionales y el quinto trofeo del año.

Ronaldo fue elegido el mejor jugador del certamen (Modric de la final) y junto a Toni Kroos consiguieron el cuarto certamen, habiendo ganado el Merengue las últimas 12 finales que disputó, manteniendo la hegemonía de los europeos que no pierden la final desde el 2012 cuando Corinthians venció a Chelsea.

Gremio que tuvo a Walter Kannemann de titular, no pudo llegar a su sexto certamen internacional, habiendo ganado la Copa Intercontinental de 1983 pero cayendo en 1995 ante Ajax y ahora con el Madrid en el certamen que dejó tercero al Pachuca de México y cuarto a Al-Jazira.