La iniciativa surgió como resultado de un trabajo articulado tras un encuentro intersectorial entre el Estado y la industria alimentaria.

Bajo el lema “Menos sal más vida”, diferentes sectores estatales y representantes de sociedades científicas y de consumidores,   participaron del encuentro que se realizó en la sede de la cartera sanitaria con fines orientados al cuidado de la salud, específicamente a la reducción gradual de sal en productos de consumo masivo.
 
Fuentes del Ministerio de Salud indicaron que «579 productos de consumo masivo se encuentran en proceso de reducción progresiva de sal, según lo acordado con grandes y pequeñas empresas alimentarias afiliadas a 37 cámaras industriales de todo el país, dentro del convenio marco de reducción voluntaria y progresiva del contenido de sodio».
 
En tanto, indicaron que las acciones previamente realizadas con panaderías artesanales para la elaboración de productos con menos sal, «permitió la reducción de un 25 por ciento de sal en el pan elaborado en más de 9.000 panaderías del país, gracias a una iniciativa coordinada con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).»
 
Representantes de organizaciones de la salud indicaron que “la experiencia que viene desarrollando Argentina con Menos sal más vida es muy importante, reconocida por la OMS y la OPS pues sin duda Argentina ha tomado el liderazgo en la región de las Américas en esta lucha para una alimentación más saludable con menos sal”.
 
Participaron del encuentro representantes de la cartera sanitaria nacional y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, de la Coordinadora de Productos Alimentarios (Copal), de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, de la Unión de Consumidores Argentinos y de Faipa.