Comisarios, el Jefe Distrital y el Jefe de Patrullas fueron despedidos, por decisión del gobierno bonaerense, de sus puestos en la localidad de Esteban Echeverría.

Una de las zonas más calientes del conurbano de la provincia de Buenos Aires fue “limpiado” por el gobierno de María Eugenia Vidal luego de la fuga de tres presos de una comisaría.

Se trata de la localidad de Esteban Echeverría, donde cuatro comisarios, el Jefe Distrital y el Jefe de Patrullas fueron removidos de sus puestos por sospechas y mal desempeño de sus actividades.

Los vecinos, afectados por la ola de inseguridad que afecta la zona, se mostraron preocupados porque desde el miércoles, día en que asumieron las nuevas autoridades, están esperando ser convocados para tener la primera reunión.

El Comisario Inspector Osvaldo Cáseres es quien quedó a cargo de la Jefatura Distrital. “Estamos saturando distintas zonas donde había muchas denuncias, sobre todo por robos. Son sorpresivos y se van rotando. También dan soporte a móviles de la Policía Local y de las comisarías”, contó el oficial.

“Sabemos que hay vecinos que están a la expectativa de las reuniones y de conocer a los nuevos comisarios, pero empezamos a trabajar esta semana. De a poco los jefes de las dependencias, que ya están al tanto, se irán reuniendo” agregó con respecto a la preocupación de los vecinos.