El fundador de la compañía de software para empresas, Larry Ellison, dejó su cargo directivo para dedicarse al sector de ingeniería. El mando será compartido por dos ejecutivos de la firma, el presidente Mark Hurd, y la directora financiera, Safra Catz.

Tras 35 años al frente de Oracle, su fundador dejó el puesto de CEO de la compañía. La decisión la hizo con el fin de dar paso a una nueva generación de ejecutivos como parte de una planificación natural de sucesión, según explicó en un comunicado.

Larry Ellison no se apartará de la empresa, sino que seguirá ejerciendo como presidente del consejo de administración y director de tecnología. De esta forma, direccionará su interés al área de ingeniería de productos.

El consejo quedará en manos de Mark Hurd y Safra Catz, dos ejecutivos que venían trabajando junto con Ellison en los últimos años. A partir de ahora Hurd se encargará de las unidades de ventas, servicios e industria vertical global, mientras que Catz se especializará en las actividades de fabricación, finanzas y legales.

Ellison es una de las personas más reconocidas por el boom tecnológico, junto con Bill Gates. Comenzando su empresa en 1977, su patrimonio alcanza los 46 millones de dólares en la actualidad.