Tras trece años de duelo, el World Trade Center entrará en funcionamiento nuevamente.

Parece ser que el fantasma del atentado  S-11 tuvo su punto y aparte, ya que el World Trade Center volverá a existir. Se trata de un rascacielos de 104 pisos que está instalado en la ciudad de Nueva York, más precisamente en Manhattan. La editorial Condé Nast se mudará al lujoso edificio el lunes.

Con un total de inversión de 3.900 millones de dólares, el nuevo rascacielos se convierte en el edificio más alto del país. La nueva torre se encuentra erigida donde antes se encontraban las dos torres gemelas que fueron derribadas por un atentado el 11 de Septiembre en el 2001 y del cual ya no quedan restos materiales, solo heridas en la moral de la gente.

La gente de Condé Nast, que serán los próximos en mudarse, traerá solo a la mitad de su gente por el momento. Serán tres mil empleados que acomodarán sus trabajos y agendas al nuevo edificio de Nueva York, mientras que la otra parte de la compañía se trasladará en la segunda oleada de mudanza cuya fecha aún no está fijada.

Con 540 metros de largo, la One World Trade Center (así fue bautizado) se convierte en el nuevo emperador del sector edilicio de Manhattan y da un punto final real a la horrible pesadilla que dejó el atentado del 2001 en las mentes de los ciudadanos neoyorquinos.