Ante el nuevo impuesto que impuso ayer el gobierno porteño al uso de los servicios de streaming on-line, Spotify ya dio su respuesta oficial, el impuesto sobre el abono del servicio «se practicará en el momento de la rendición de los fondos para su transferencia al exterior».

De esta forma, afirmaron que no se modificará el costo del servicio para los usuarios.

La Resolución 593 publicada ayer en el Boletín Oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, establece que se aplicará una cuota del 3 por ciento sobre el abono de estos servicios.

Los otros servicios que se podrían ver afectados, como Netflix, aun no han dado respuesta oficial.

Jessica Martinez