En la séptima semana de la liga más importante de Fútbol Americano, el récord de Peyton Manning y la solidez de Dallas sobresalen como los hechos más relevantes de una fecha que comienza a definir algunas cuestiones, a pesar de que queden aún 10 por jugarse.

Peyton Manning fue el hombre del fin de semana en la NFL. Es que el mariscal de Denver logró cuatro pases de touchdown para convertirse en el líder histórico de este rubro, el más importante para un QB. Fue el principal pilar en la apabullante victoria de los Broncos ante los 49ers de San Francisco. El triunfo por 42-17 de los locales sorprende debido a la escasa resistencia que tuvieron. Así, Denver suma un record de 5-1, uno de los mejores de la temporada. Aprovecharon al máximo la sorprendente caída de San Diego, rival de su divisional, ante Kansas City por 23 a 20, quedando con 5-2.

El mejor record lo posee Dallas, que nuevamente confirmó su gran momento tras vencer, como local, a unos débiles NY Gigants por 31-21. Tony Romo, mariscal de los ganadores lanzó 3 pases de touchdown, mientras que Murray acarreó 28 veces el balón con 128 yardas de ganancia. Así, los Cowboys quedan con 6 victorias y una derrota.

El otro líder de divisional que tiene sólo una derrota es Arizona. Los Cardenales vencieron como visitante a la peor franquicia del año, con un 24-13. Así, lideran la NFC Oeste con un record de 5-1, mucho mejor que el 4-3 de San Francisco, su inmediato perseguidor en la divisional.

Sólo quedan por mencionar tres partidos que fueron muy interesantes. Primero, la caída del último campeón, Seattle, en mano de St. Louis. En su vista a los Rams, los Seahawks se vieron sorprendidos por un resultado desfavorable en el primer medio tiempo (21-6). Tras dos touchdowns consecutivos, se ubicaron a sólo dos puntos, sin embargo, los Rams reaccionaron a tiempo y pudieron liquidarlo en el cuarto período. El Touchdown de Baldwin con 3 minutos por jugar le dieron emoción al partido, aunque este ya estaba definido con el 28-26 a favor de St. Louis.

Otro duelo parejo fue el de Nueva Orleans ante Detroit, en la ciudad industrial norteamericana. Allí, los Lions pudieron remontar una diferencia de 13 puntos en el último minuto para asegurarse la victoria. Es que tras el 23-10 de ventaja que tenían los Saints, dos touchdowns convertidos le permitieron dar vuelta el juego. Fue 24-23 para Detroit, que dejó en la lona a Nueva Orleans.

El último partido a destacar es el que jugaron el martes por la noche Houston Texans y Pittsburg Steelers. También se vio una remontada memorable por parte de estos últimos. Es que los Tejanos triunfaban cómodamente al finalizar el primer cuarto, con 13-0 en el marcador. Sin embargo, en sólo 3 minutos, los locales marcaron 24 puntos debido a dos pérdidas de la ofensiva visitante para ponerse por delante, justo antes del medio tiempo. Debimos esperar hasta el último cuarto para volver a ver anotaciones, pero no fueron suficientes para Houston. Así, Pittsburg consigue una importantísima victoria por 30-23.