Una mujer de 91 años fue declarada muerta y en poco más de diez horas volvió a la vida estando en la morgue.

La historia es sobre Janina Kolkiewicz, una anciana de 91 años de edad que falleció oficialmente y su cuerpo había sido trasladado a un tanatorio al este de Polonia, en Ostrów Lubelski. Once horas pasaron exactamente entre la defunción de Janina y el momento en que recobró la conciencia. La fiscalía de la localidad polaca inició una investigación al respecto y entrevistó a varios empleados del servicio funerario. Los mismos compartieron el terror que sintieron al ver como la bolsa que contenía los supuestos restos de Janina, se movía.

La doctora Wieslawa Cyz, encargada de atender el  supuesto cuerpo de Janina, dijo que estaba totalmente segura de que el cuerpo estaba ya sin vida. Entre sus declaraciones, acotó que no tenía pulso ni ritmo cardíaco, tampoco respiraba. Además, agregó que sus ojos no respondían a la luz. La doctora Cyz se mostró muy avergonzada por lo sucedido y apenada por mandar una persona viva a la funeraria.

La sobrina de Janina, Bogumila Kolkiewicz, habló con la prensa y dijo que su tía padece demencia senil, y por ende no recuerda nada de lo sucedido. Además comentó que se encuentra en buen estado de salud, “volvió de la muerte con mucho frío y apetito”.