El ministro de Interior y el de Trabajo se reunieron con el gobernador chubutense, y aunque no llegaron a un acuerdo por el precio de exportación del petróleo antes de un nuevo cuarto intermedio, «nos vamos más contentos que en otras reuniones» según Mario Das Neves.

Cinco mil puestos de trabajo están en vigilia por este acuerto, y el resto de la semana los responsables estatales se juntaran con los privados en busca de que todos esten contentos. Das Neves ve «una posibilidad concreta de solución a corto plazo».

El secretario general de los trabajadores petroleros de Chubut, Jorge Ávila, además de descartar la posibilidad de un amedida de fuerza, dio a entender que el más duro para negociar es el responsable del Ministerio de Energía Juan José Aranguren.