El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, informó hoy, en su tradicional conferencia de prensa de todas las mañanas, la decisión de revocar al Bank of New York Mellon la autorización para operar en el país.

La medida se implementa a través de la Resolución 437 de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias, con fecha de ayer. Dicha resolución lleva las firmas del Presidente de Banco Central, Juan Carlos Fábrega, y de Cosme Juan Carlos Belmonte, Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias.

La disposición invalida a María de la Cruz Solares y a Mariel Verónica García Sturzenegger, representantes titular y suplente, respectivamente, a operar en nombre del BoNY en la Argentina.  Entre los argumentos esgrimidos en la resolución, figuran el incumplimiento a las normativas exigidas por el BCRA para el funcionamiento de entidades financieras del exterior en el país, por «no registrar operaciones activas desde el período finalizado en diciembre de 2012» y «no contar con financiamiento a residentes del país desde enero de 2013 hasta la fecha».

Esta decisión se da en el marco del conflicto judicial con los holdouts por la restructuración de la deuda externa y luego de que la presidenta Cristina Fernández Kirchner anunciara la semana pasada la Ley de Pago Soberano que, entre otras características, establece el pago bajo jurisdicción nacional a los bonistas que no ingresaron los canjes de 2005 y 2010, como así también otorga garantías a los acreedores que aceptaron las condiciones de restructuración anteriormente mencionadas. Además, se busca reemplazar al banco neoyorquino como agente fiduciario por Nación Fideicomiso S.A, para garantizar los canales de pago.

Dentro de este contexto, el multimillonario húngaro George Soros, quien semanas atrás duplicó sus acciones en YPF, demandó ayer al Banco de New York junto a otros fondos de inversión, por el incumplimiento de pago de los títulos reestructurados en euros.

Federico Chiapparrone

@FChiapparrone