AUTO-PRIX-F1-HUN

El piloto australiano de Red Bull logró su segunda victoria del año en el circuito Hungaroring, sede de la undécima fecha del campeonato de Fórmula Uno 2014. Fue una carrera llena de emociones, con lluvia, accidentes y sorpresas, donde los Mercedes se vieron superados por otras escuderías. Alonso y Hamilton completaron el podio.

Este domingo se corrió el Gran Premio de Hungría, cuyo circuito presentó todo un reto para los pilotos de la máxima categoría de automovilismo. Sus curvas consecutivas, rectas cortas y su estrecho trazado complican el andar de todos los coches. Además, la lluvia se hizo presente minutos antes de comenzada la carrera, por ende la condición de la pista no era la mejor para correr.

Ya desde la primera vuelta las cosas se complicaron, puesto que con el suelo mojado, todos los monoplazas salieron con los neumáticos intermedios. Además, Hamilton largaba desde los boxes, por ende debía comenzar de la mejor manera posible para ganar posiciones. Pero su coche sufrió un trompo y estuvo cerca de quedar fuera.

Algo que caracterizó a esta carrera fueron las salidas del coche de seguridad debido a los diversos accidentes que obligaban a los comisarios a moderar la carrera. La primera salida se debió a un despiste del Caterham de Ericsson en la vuelta 9. Cuando se iba a reanudar en la 12, el Lotus de Grosjean también perdió el control y extiendió el paréntesis del safety car. Todos los coches entraron a cambiar los neumáticos menos los dos McLaren, que preveían una lluvia que nunca llegó.

Los cuatro de adelante hasta ese entonces se vieron afectados, puesto que perdieron sus posiciones. Así, Rosberg, Bottas, Vettel y Alonso quedan relegados al pelotón del medio, mientras Ricciardo se ubicaba como líder provisorio. Tras la reanudación, se vio una emocionante lucha entre pilotos de las cuatro mejores escuderías. Mercedes, Red Bull, Williams y Ferrari, con Alonso como estandarte, buscaban ganar posiciones en el río revuelto. El Toro Rosso de Vergne también se encontró en el medio de la lucha, mientras ambos McLaren debieron entrar obligatoriamente a cambiar por neumáticos de piso seco.

Apenas la carrera se normalizaba, Pérez destrozó su Force India contra el muro de la  recta principal, hecho que marcó la salida del coche de seguridad por segunda vez. Así, algunos equipos decidieron cambiar los neumáticos, mientras que otros especularon y  siguieron con los compuestos modificados en la anterior salida del safety car. De esta manera, comienza a verse en pista una multitud de estrategias distintas por parte de las distintas escuderías. Ello, combinado con las espectaculares peleas entre los pilotos por ganar posiciones desde la mitad de la carrera en adelante definió lo que fue el mejor gran premio de Fórmula Uno en mucho tiempo.

Luego de la reanudación, Alonso figuraba primero, mientras que Vettel y Rosberg luchaban con un increíble Hamilton que nuevamente lograba una remontada excepcional. Ricciardo, que había entrado a cambiar los neumáticos también se prendía en la lucha para definir las primeras cinco ubicaciones. Vettel se vería fuera de esta pelea luego de realizar un trompo en la vuelta 33 y quedar al borde del abandono.

En la vuelta 40, Lewis Hamilton llegó a la punta luego de que Alonso entre en boxes. Sería la última entrada del austuriano, puesto que seguiría con esos neumáticos hasta el final, estrategia que le permitiría quedar muy cerca de la victoria. Finalmente la estrategia que triunfó fue la de Red Bull, que permitió a Ricciardo quedar con gomas frescas al final y superar tanto a Hamilton como a Alonso, que había recuperado la punta. Rosberg no pudo pasar del cuarto lugar debido a que su compañero en Mercedes le hizo un tapón que le hizo perder mucho tiempo.

Finalmente, cabe destacar la actuación de Alonso, que conmovió a los fanáticos de Ferrari tras aguantar los embates de Hamilton sobre el final de la competencia, con un auto muy inferior y neumáticos destrozados por el uso. Así, Alonso logró un segundo lugar en una carrera épica, mientras que Lewis debería alegrarse de subirse al menos al podio, tras largar último y desde los boxes. Ricciardo terminó ganando tras superar a Alonso a tres vueltas del final.

Con los resultados de esta espectacular carrera, Rosberg pierde algo de ventaja frente a Hamilton en el campeonato de pilotos. Ahora los separan 11 puntos, siendo el alemán el líder. En constructores, Mercedes continúa arrasando, con Red Bull consolidado en el segundo lugar y una escudería Ferrari que vuelve al tercer lugar, tras pasar a Williams con sólo 7 unidades de ventaja.

Ahora se viene el receso de verano en la Fórmula Uno. A esperar hasta el fin de semana del 24 de agosto, cuando el mítico circuito de Spa esté listo para recibir nuevamente a la máxima categoría de automovilismo