Así lo arrojó un informe de la Organización Mundial de la Salud en donde reveló que «si se consumen bebidas con una temperatura mayor a los 65 grados centígrados, se puede desarrollar cáncer de esófago, la octava forma más común de cáncer».

La Organización Mundial de la Salud y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, publicaron un estudio en el cual declaran que las bebidas muy calientes podrían ser cancerígenas para los seres humanos, según advirtieron.

El estudio, llevado a cabo por un equipo de expertos, indicó que «si se consumen bebidas con una temperatura mayor a los 65 grados centígrados (149 grados Fahrenheit) se puede desarrollar cáncer de esófago, la octava forma más común de cáncer».

Estas bebidas servidas a altas temperaturas en restaurantes o cafés, causan además quemaduras casi instantáneas ocasionando severos riesgos para la salud.

Sin embargo, el portavoz de la SEOM quien consideró positivo que «la población conozca estos riesgos, indicó que hay que tranquilizar sobre la difusión de estos datos. El consumo de dichas bebidas no genera una relación causa efecto con el cáncer. Estamos hablando de probabilidades», destacó.