El conjunto Millonario lo venció 4-1 de local por la 10° fecha del Torneo Largo de Primera División. Driussi, Funes Mori y Cavenaghi en dos oportunidades le dieron la quinta victoria seguida y se subió a lo más alto en soledad hasta que juegue Boca.

River tomó confianza y tranquilidad tras el pase a octavos de Copa Libertadores y se sacó de encima un rival peligroso como Banfield que le permite tener dos semanas calmas tras los tres choques que vendrán en los Superclásicos.

El equipo de Marcelo Gallardo comenzó el duelo bien adelantado y con gran velocidad por las bandas, con Gonzalo Martínez bien activo en la creación. Justamente el ex Huracán intentó a los 12 minutos con un remate lejano que el arquero Enrique Bologna mandó al córner.

Con la presión que ejerció el Millonario, la visita no logró pasar la mitad de la cancha y luego de varios ataques llegó al primero. Fernando Cavenaghi se la entregó al juvenil Sebastián Driussi que con una volea sin dejarla picar clavó un verdadero golazo a los 20 minutos (segundo tanto en el torneo había convertido en el empate ante Unión).

Los dirigidos por Matías Almeyda (le dio el ascenso a River) se hicieron fuerte con el balón detenido e inquietaron el aérea rival. Primero con un cabezazo de Luciano Civelli y más tarde el ex Boca, Lucas Viatri, se lo perdió también de cabeza.

Los de Núñez bien parados atrás bajaron la intensidad tras la ventaja pero los laterales siguieron proyectándose con facilidad. El uruguayo Camila Mayada intentó con un tiro que se fue cerca del primer poste.

Sobre el final el Taladro a base de paciencia y pases cortos le dio un susto al local. El colombiano Mauricio Cuero envió un centro que fue conectado por Viatri aunque Mayada salvó la portería de Marcelo Barovero.

Al inicio del complemento el conjunto del sur de Buenos Aires fiel a su estilo siguió jugando con cautela, por debajo y casi llega al empate. Cuero ganó un desborde por la derecha y puso un pase atrás donde el ecuatoriano Juan Cazares (formado en River) le pegó mal mandándola por arriba.

El  duelo se hizo de ida y vuelta y el Millonario respondió inmediatamente con una jugada clarísima. Driussi metió un pase filtrado para el colombiano Teófilo Gutiérrez que se sacó bien de encima a Bologna aunque no definió bien.

Las malas noticias llegaron en el Taladro ya que el arquero Bologna tuvo que dejar la cancha por una lesión y en su lugar ingresó Fernando Pellegrino que se inició futbolísticamente en River.

La entrada del uruguayo Carlos Sánchez le dio otro aire al local que pudo sacar diferencia cerca de la media hora de juego. Luego de un córner Driussi la peinó al segundo poste donde Ramiro Funes Mori puso el 2-0 parcial.

La visita no se entregó y a falta de 9 minutos pudo llegar al descuento. Cazares le metió un pase exquisito a Cuero que le ganó las espaldas a Lionel Vangioni y puso suspenso en el Monumental (tercer gol del colombiano en el certamen).

Sin embargo los de Núñez no quisieron sufrimiento y dos minutos más tarde liquidaron el partido.  El volante Ariel Rojas ganó en velocidad por la izquierda, dio un pase atrás donde el capitán Cavenaghi se sacó de encima la marca para el 3-1.

Ya sobre el descuento la visita se desordenó en el fondo y el Millonario le otorgó el golpe definitivo.  El recién ingresado Augusto Solari puso un centro donde apareció Cavenaghi con un taco excepcional cerrando el duelo 4-1 (sexto tanto goleador de su equipo).

Así River quedó como único líder con 24 puntos, sumando su quinto triunfo seguido y solo Boca podría alcanzarlo si supera a Lanús. Tras el párate, el domingo 3 de mayo visitará justamente a Boca en el primero de los tres Superclásicos contando torneo y Copa Libertadores.

Por su parte Banfield sigue con 16 unidades y perdió por segundo encuentro consecutivo. En la próxima fecha recibirá a Independiente.