El equipo dirigido por el Muñeco Gallardo venció cómodamente a Libertad de Paraguay y pasó a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana. Fue 2-0, con goles de Mercado y de Simeone y ahora espera por Estudiantes.

Lo de River en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana fue un trámite. No tuvo ningún tipo de problema para sacarse de encima al conjunto paraguayo, al que ya había vencido 3-1 en Asunción.

En el primer tiempo, los locales manejaron bien la pelota y generaron algunas ocasiones de gol, como el pase entre líneas de Driussi a Teo, cuyo disparo fue bien contenido por Muñóz. Después, Libertad respondió con una contra que encontró muy mal parada a la defensa millonaria, que se salvó gracias a la buena intervención de Barovero.

Si bien River dominaba la serie, necesitaba convertir para llevar tranquilidad y liquidar el global. Con la expulsión de Barreiro por un codazo descalificador a Rojas, las cosas se facilitaron.

El primer gol lo consiguió de la mano de Mercado, que capturó un rebote que provino de un palo de Sánchez y mandó a guardar la pelota, pese al esfuerzo del 1 rival, que si bien la sacó, lo hizo desde dentro del arco.

En el complemento River confirmó su buen momento con buenas jugadas colectivas y combinaciones en la zona ofensiva, aunque no podía aumentar la ventaja ya que fallaba en el toque final. Ya en tiempo de descuento, Simeone logró por fin Batir a Muñóz para sentenciar el 2-0 hoy y el 5-1 en el global.

De esta manera, River enfrentará a Estudiantes de La Plata, que venció en su llave a Peñarol por penales, luego del empate 3-3 en el acumulado.