La postergación producida por la lluvia impulso una seguidilla de partidos a jugarse, serán cinco encuentros en menos de 20 días. El cansancio podría convertirse en letal para la previa del 5 de octubre, en el estadio Monumental.

El aguacero caído sobre la ciudad de Buenos Aires, durante la jornada del domingo, impidió el normal desarrollo de la séptima fecha del torneo de Primera División. Los Xeneizes tuvieron que suspender su disputa a los 12 minutos del segundo tiempo, mientras que los Millonarios directamente no pudieron comenzar.

La reprogramación del fixture complicará aún más la agenda de los equipos dirigidos por Rodolfo Arruabarrena y Marcelo Gallardo. Ambos entrenadores se encontrarán ante el interrogante de rotar a sus jugadores para evitar el desgaste físico o mantener las formaciones que hasta el momento les están dando resultados. Evitar lesiones y fatigas será clave para poder disputar todos los frentes con la misma importancia.

Los compromisos de River:

Miércoles 17/9 ante Godoy Cruz (Copa Sudamericana)

Domingo 21/9 ante Independiente (torneo local)

Jueves 25/9 ante Arsenal (torneo local – reprogramación ) (19:10),

Domingo 28/9 ante Lanús (torneo local)

Domingo 5/10 ante Boca Juniors (torneo local).

Por el lado Boca:

Jueves 18/9 ante Rosario Central (Copa Sudamericana)

Domingo 21/9 ante Banfield (torneo local)

Jueves 25/9 ante Racing (torneo local – reprogramación) (18:00)

Domingo 28/9 ante Quilmes (torneo local)

Domingo 5/10 ante River (torneo local).

Damián Rosito