Los aparatos logran recorrer un perímetro y analizar los objetos, incluso los ocultos detrás de superficies contundentes, a través de señales de Wi-Fi. Sus creadores estiman que podrán utilizarse en misiones de rescate, vigilancia y con fines arqueológicos.

Un grupo de científicos estadounidenses presentaron en la Universidad de California dos robots que logra ver a través de paredes sólidas. Los autómatas no tienen visión de rayos X sino que funcionan a través de la transmisión de Wi-Fi.

Deben trabajar a la par para poder localizar los objetos, ya que el sistema consiste en que vayan enviando y recibiendo señales de Wi-Fi. Debido a que los muros reducen la fuerza de este tipo de conexión, pueden distinguir los lugares vacíos de los ocupados y trazar un mapa del panorama.

Los investigadores creen que este invento podría resultar útil para encontrar personas encerradas por los escombros a causa de una catástrofe natural. También serviría para cartografiar un área de estudio arqueológico, donde la cautela y el no ser invasivo son características requeridas.

ARVE Error: no id set