Rodrigo Rato fue detenido en España tras un allanamiento a su domicilio por parte de personal de la Agencia Tributaria.

El también ex vicepresidente español está acusado de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de dinero, por los que, de ser encontrado culpable, podría enfrentar una condena de hasta 15 años de cárcel, de acuerdo con medios de prensa.

Su detención fue ordenada por el juzgado 35 de la capital española, que le adjudicó los cargos criminales y que, de acuerdo con reportes de prensa, aceleró el arresto por temor de que Rato destruyera documentos relacionados con el caso.