Graña fue abordado por un delincuente cuando bajaba a sus hijas del auto, en la localidad de Florida, Vicente López.

«Cuando estoy con la nena a upa, veo que para la moto. Corro, me meto en la casa y pego el portazo. El tipo llega atrás, tira la puerta abajo de una patada y me pone la 45. en la cara», describió.

«Yo estaba tirado en el piso con la nena al lado. El muchacho sabía lo que estaba haciendo. Me pedía plata, pero le dije no tenía porque era la casa de mi vieja», agregó Graña.

El periodista advirtió que no realizó la denuncia, pero alertó que el barrio de Florida «es el reino de la entradera». «Trato de no hablar de zona liberada, pero es el reino de la entradera. Esto no es joda. Hay muchas muertes. Puedo contarlo porque me dedico a esto, pero hay muchas muertes», señaló.

El delincuente, que se llevó un reloj, se escapó cuando los vecinos del barrio comenzaron a tocar bocina para alertar a la policía.