En el Estadio Único, el equipo de Coudet caía ante un alterativo del “Pincha”- el entrenador Gabriel Milito estuvo observando desde la platea- con el gol de Leonardo Jara y desperdiciaba una gran oportunidad de seguir por la buena senda. Sin embargo, se recuperó sobre el final y logró llevarse un empate con un cabezazo certero de Alejandro Donatti. Así, le sacó una pequeña diferencia a Boca, River y San Lorenzo, que aún no jugaron.

Rosario Central rescató literalmente una buena unidad ante el muleto de Estudiantes. Es que ahora el equipo dirigido por Gabriel Milito-estuvo en la platea mientras Nelson Vivas estaba en el banco de suplentes- mostró otra tónica a pesar de habérsela jugado con varios juveniles y le complicó por de más la historia a uno de los punteros del campeonato. El gol de Jara puso en ventaja al local, pero fue otra vez Donatti-como la fecha pasada ante San Martín de San Juan- el que le permitió al equipo de Coudet seguir sumando y quedar arriba solo  en el arranque de la décima.

La primera parte tuvo pocas emociones. Estudiantes le imprimió ritmo y presión al mediocampo y ahogó a los volantes del “Canalla”, que no supieron marcar con claridad la diferencia de potenciales entre sus hombres y terminaron raspando más de la cuenta. Tan parejo fue el desarrollo de los primeros cuarenta y cinco, que solo se pudo contabilizar una estupenda doble tapada de Mauricio Caranta. El uno rosarino primero sacó una peinada bárbara del pibe Anselmo, y en el rebote, le puso el cuerpo al débil cabezazo de Umere para enviarla sacarla por un costado.

El complemento tuvo el mismo desarrollo parejo y fue Estudiantes el que consiguió establecer la ventaja en el marcador tras un buscapié en el área que Leonardo Jara alcanzó a empujar. El local bajó los brazos, se conformó con la mínima y lo pagó caro ante la insistencia de Rosario Central, que con un tremendo disparo de cabeza de Alejandro Donatti llegó al empate que terminó siendo justo por lo que los dos equipos brindaron.

Con este resultado, los rosarinos quedaron con 22 puntos y lideran la tabla de posiciones con uno de ventaja sobre Boca, River y San Lorenzo, que aún no disputaron sus respectivos cotejos. Para Estudiantes, significó un arranque alentador en la era Milito, que tendrá su primer compromiso oficial la próxima semana ante el Barcelona de Ecuador, en Guayaquil, y se jugará nada más ni nada menos que el pasaje a Octavos de Final de la Copa Libertadores de América.