El piloto alemán de Mercedes consiguió un triunfo muy importante en Montmeló y le acortó la brecha en el campeonato a su compañero Lewis Hamilton, que terminó segundo. Vettel padeció una mala estrategia de Ferrari y quedó tercero, a 45 segundos del líder.

El Gran Premio de España marcó el inicio de la gira europea en la F1 y los alemanes de Mercedes son los que mejor se asentaron en el viejo continente. Con dos pilotos inspirados, lograron otra vez el 1-2 y dejaron en ridículo al resto de los equipos.

Es que pudieron doblegar a 12 de los 16 rivales que tuvieron esta tarde española en pista. Sólo los pilotos de Ferrari y Williams se mantuvieron a menos de una vuelta de distancia para el final de la carrera.

En la largada, Rosberg se escapó en la punta mientras Vettel superaba a un Hamilton que patinó y perdió varios metros. Con el correr de las vueltas las posiciones se fueron consolidando y quedó en evidencia que las posiciones de privilegio serían disputadas por estos tres pilotos. Hamilton intentó varias veces superar a Vettel, pero el tetracampeón no le dejaba lugar en la pista.

Recién con el segundo cambio de neumáticos, que estableció un quiebre en las estrategias de paradas, el británico de Mercedes lograría pasar al alemán de Ferrari. Rosberg, por su parte, se escapaba hacia la victoria.

Más atrás, Vatteri Bottas volvía a complicar a la casa de Maranello. Esta vez no le dio chances a su compatriota, Kimi Raikkonen, que no lo pudo pasar. Así, el finés de Williams llegó cuarto, por delante del otro Ferrari. Massa, sin pelear con nadie, quedó sexto. Ricciardo, Grosjean, Sainz y Kvyat completaron la zona de puntos. El local Fernando Alonso debió abandonar por un problema en los frenos.

Con esta victoria, Rosberg le descontó algunos puntos a Hamilton en la lucha por el título. Lewis lidera con 111 puntos, seguido por su compañero con 91, mientras que Vettel se mantiene a la expectativa con 80 unidades.

En constructores, Mercedes deja en claro su dominio al sumar 202 puntos. Ferrari con 132 y Williams con 81 parecen ya quedar demasiado lejos como para disputar la primera posición.