El piloto alemán de Mercedes triunfó en la Catedral de la Velocidad para quedar a sólo dos puntos, en la lucha por el campeonato, de su compañero Lewis Hamilton, segundo el día de hoy. Vettel completó el podio y le dio una alegría al público de Ferrari que colmó las tribunas italianas.

En un Gran Premio de Italia teñido de rojo, fueron las Flechas de Plata quienes dominaron el fin de semana y se llevaron otro 1-2 para demostrar quienes son los reyes de esta F1.

Los alemanes se impusieron con contundencia pese a una mala largada de Lewis Hamilton, que fue superado por cinco coches en el comienzo de la carrera. Esa situación, selló el destino del británico, que nunca pudo descontarle todo el tiempo que perdió en las primeras vueltas a su compañero.

Aún así, el actual campeón del mundo se las volvió a arreglar para remontar las posiciones perdidas. Se deshizo de Bottas en la pista y luego superó a Ricciardo, Vettel y Raikkonen con las detenciones en boxes. La estrategia a una parada le salió muy bien a Mercedes, que tuvo un gran rendimiento con el compuesto medio, el más duro del fin de semana.

Ferrari, por su parte, optó por dos paradas y una combinación entre el superblando y el blando, para así asegurar el tercer y cuarto lugar, con Vettel por encima de Raikkonen, a pocos segundos. Más atrás, Ricciardo se acomodó en un buen quinto puesto tras realizar una extraordinaria maniobra en una chicana y sobrepasar a Bottas, que quedó sexto. Verstappen, Pérez, Massa y Hulkemberg completaron la zona de puntos.

Finalmente, fue otra vez victoria cómoda para Rosberg, que ganó las dos carreras luego del receso de verano en la F1. Ahora se encuentra a sólo dos puntos de Hamilton en la lucha por el campeonato de pilotos. En constructores, Mercedes ya es casi campeón, pero la pelea se traslada al segundo lugar, donde Red Bull aventaja por 11 puntos a Ferrari.

Rosberg ganó en Monza y sigue soñando podio

Un párrafo aparte se merece el público que se acercó al Autódromo Nacional de Monza. Las tribunas repletas y el festejo final de decenas de miles de fanáticos -sobre todo Tifosi– en la recta principal, debajo del tradicional podio del GP de Italia, demuestran que una F1 sin este circuito no sería lo mismo. Tiene que haber Monza para rato; sería un grave error privarnos de este histórico trazado en el futuro.

Los Tifosi colmaron Monza y volvieron a ser protagonistas en el podio.
Los Tifosi colmaron Monza y volvieron a ser protagonistas en el podio.

Posiciones finales GP Italia 2016

Rosberg ganó en Monza y sigue soñando posicones finales