El piloto alemán de Mercedes se encontró con un triunfo que era de Hamilton. Es que el equipo de los dos candidatos al título cometió el error de llamar al británico, cuando faltaban sólo diez vueltas. Así, Lewis quedó tercero, ya que Vettel también logró capitalizar la falla del campeón de constructores.

La lucha por el título entre los dos pilotos de Mercedes se traslado a las calles del principado de Mónaco, donde el circuito de Monte Carlo siempre es un reto para todos los corredores y equipos que van a buscar las primeras posiciones. Largando ambos desde la primera fila y con un hábil Vettel detrás, se jugaban mucho en esta sexta fecha de la temporada 2015 de la F1. Y fue una definición apasionante, donde Rosberg aprovecharía un error de su equipo y lograría arrebatarle la victoria a Hamilton.

En las primeras vueltas y a lo largo de casi toda la carrera, el campeón del mundo manejó de manera perfecta, manteniendo una ventaja constante y segura con su compañero. Más atrás, Vettel quedaba siempre a tiro de Rosberg y lo presionó en algunos momentos, que fueron aprovechados por Hamilton para escaparse aún más.

Sin sorpresas antes y luego de las primeras detenciones. La carrera era tranquila y, más allá de los abandonos de Alonso y Maldonado, nada hacía preveer que las cosas cambiarían sobre el final.

Pero el cambio llegó. Max Verstappen, en su primera carrera en el principado, intentó adelantar a Romain Grosjean en la recta principal y se lo llevó por delante, rompiendo toda su suspensión delantera al chocar con la protección de la primera curva.

La entrada del Safety Car significó que las diferencias se iban a acortar, por ende Mercedes llamó a Hamilton a los pits, creyendo que el británico saldría por delante de Rosberg y Vettel. Pero eso no fue así: un error grosero de cálculos significó que el vigente campeón perdiera la posición con Rosberg y con Vettel.

En el relanzamiento, nada pudo hacer Lewis para superar al alemán de Ferrari, que consiguió un gran segundo lugar que lo mantiene prendido en la lucha por el campeonato.

En el medio de la parrilla hubo lucha también. Los mejores adelantamientos los llevó a cabo Verstappen, que con sus 17 años se quiso llevar por delante todo, hasta el auto de Grosjean. Otro que peleó fue Ricciardo, que en las últimas vueltas logró adelantar a Raikkonen en el quinto lugar, pero con polémica, ya que lo tocó en la rueda delantera derecha para pasarlo, aunque no hubo sanción.

Sin embargo, lo más destacado es lo que pasó con Hamilton. Ya en el podio demostró toda la bronca que tenía, puesto que ni siquiera alzó el trofeo y apenas bebió algo de champagne. Por otro lado, su compañero era pura alegría con la victoria que le cayó del cielo. Es su tercera vez consecutiva en Mónaco y su segundo triunfo seguido en la temporada.

Con estos resultados, Hamilton continúa liderando pero con una ventaja menor. 126 puntos son los que cosecha el campeón, frente a los 116 de Rosberg. Vettel se mantiene en la disputa con 98.

En constructores, Mercedes se sigue escapando con 242. Ferrari asoma en el segundo lugar con 158 unidades. Vale destacar que en esta carrera, McLaren sumó sus primeros 4 puntos del campeonato, gracias a la octava posición de Button.