El asesinato de Borís Nemtsov, uno de los líderes de la oposición liberal rusa y uno de los más extrovertidos y punzantes críticos del presidente Vladímir Putin, ha conmocionado a los círculos políticos rusos.

Nemtsov fue asesinado en la noche de este viernes al sábado cuando caminaba por las cercanías del Kremlin, en la parte que linda con el río Moscova. Según la agencia Interfax, el político, que iba acompañado de una mujer, fue tiroteado desde un vehículo blanco que se dio a la fuga y murió a consecuencia de los cuatro tiros que recibió.