La campaña «Salve vidas: límpiese las manos», consiste en promover el lavado de manos para reducir las infecciones asociadas a la atención sanitaria.

Esta iniciativa apunta a concientizar a quienes trabajamos en salud, a tener presente que un acto tan simple como el correcto lavado de las manos salva vidas.

Es que una higiene de manos apropiada, es uno de los métodos más simples y eficaces para disminuir las infecciones asociadas a la atención sanitaria.

Según estimaciones de la OMS, el personal sanitario omite esta práctica en un 60 por ciento de las situaciones en las que es necesaria por estar en contacto con los pacientes.

Los que trabajamos en salud tenemos que tener muy presente la higiene de manos, sobre todo antes de tener contacto con la piel intacta de un paciente, antes de manipular un dispositivo invasivo para su atención, después del riesgo de exposición a líquidos corporales, luego del contacto con el paciente y tras haber tocado objetos que conformen su entorno, sostuvo la OMS.