Mauricio Macri renovó su apoyo a María Eugenia Vidal, en pleno conflicto docente. «La gobernadora está dando una batalla central con la educación», expresó el Presidente al encabezar un acto en La Plata acompañado, además, por el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

El evento se produjo un día después de la multitudinaria Marcha Federal de los maestros en la Ciudad, que terminó con fuertes reclamos al Gobierno en Plaza de Mayo y, además, luego de que el propio mandatario porteño negara que hubiera «discrepancias» con el jefe de Estado por el control de los piquetes en la Ciudad.

El Presidente dijo además que «todos los chicos deben tener las mismas oportunidades, vayan a una pública o privada», luego de la polémica que se generó cuando se refirió -en el anuncio de los resultados de las pruebas Aprender 2016- a la «inequidad» con la educación privada y de los que, en sus palabras, «caen» en el sistema estatal.

En una fuerte defensa de la gobernadora bonaerense, el Presidente dijo que Vidal llegó a la Provincia para hacer «una revolución» en territorio de «machotes bravos», y que tuvo que llegar una mujer como ella para «cambiar la historia».

Junto sus dirigentes de confianza, el Presidente anunció en el Estadio Único de La Plata el «SAME Metropolitano», la ampliación al conurbano del servicio de ambulancias de la Ciudad, que funciona desde hace décadas en el distrito porteño.