De cara al encuentro de mañana ante Singapur, Jorge Sampaoli palpitó el choque en donde habrá cambio de nombres y esquema respecto a los que le ganaron a Brasil.

Tras la práctica de este lunes, Jorge Sampaoli habló en conferencia de prensa sobre el partido de mañana ante Singapur y el llamativo 2-3-5 que piensa poner en cancha. «La búsqueda de lo que estamos trabajando tiene que ver con los aspectos de ataque relacionado con el rival. La intención es buscar el partido desde el inicio, algo que la Selección necesita en los cuatro compromisos que nos quedan de las Eliminatorias. Hoy la espera nos estaría dejando afuera de la Copa del Mundo, que es lo que buscamos», expresó el entrenador.

«Nuestro objetivo es ordenarlos, organizarlos… Vamos a defender con los diez porque la defensa del equipo es con los diez futbolistas de campo. El rasgo del partido con Brasil fue ése: que el equipo demostró que puede esforzarse. Lo que buscamos es que el desarrollo de la organización defensiva tenga que ver con la presión y la recuperación inmediata. Podemos ser agresivos en la marca con los diez jugadores que están en el campo», agregó Sampa respecto a la nueva formación.

Pero eso no fue suficiente para Sampa, y siguió el análisis de su 2-3-5.  «Las variantes en ataque tienen que ver con lo que pudimos establecer con extremos a pierna cambiada, volantes lanzados que puedan llegar a penetrar una defensa muy numérica y espesa… Buscaremos variantes para ser un equipo convincente en ataque. Tenemos que saber que los niveles de entusiasmo en la recuperación post pérdida tienen que ser inmediatos. Y no descarto la posibilidad de que el equipo tenga esta disposición de cara al futuro. Eso tendrá que ver con el desarrollo y la condición que tengan los futbolistas», aclaró.

Para mañana, Jorge Sampaoli pondrá en cancha el siguiente once: Guzmán; Mammana, Fazio; Salvio, Biglia, Acuña; Di María, A. Gómez, Lanzini, Dybala; J. Correa.

Jonathan Fernández

@Jona_Tadeo