En el marco de la exposición de electrónica IFA, la compañía surcoreana presentó la cuarta generación de sus phablets. Resolución Quad HD, marco metálico y nuevas funcionalidades son algunas de las características del dispositivo.

En el contexto de la exposición de electrónica IFA, en Berlín, Samsung dio a conocer el Galaxy Note4. Con un diseño similar a su antecesor, el nuevo modelo trae marco metálico y mejoras en la resolución.

Con una pantalla de 5,7 pulgadas, el dispositivo tiene una resolución de 2560 por 1440 píxeles. La empresa destacó los avances en la capacidad de multitareas y la sensibilidad del Spen, el bolígrafo electrónico.

“Este lápiz detecta el doble de presiones que detectaba el anterior dispositivo, permite recortar, integrar y generar, en comunicación con la multimedia y la multitarea del dispositivo, un montón de tareas bastante sorprendentes”, destacó el vicepresidente de Samsung España, Celestino García.

Además contiene dos cámaras, una frontal de 16 megapíxeles y una trasera de 3,7 megapíxeles. Incluye una nueva función pensada para capturar selfies que permite tomar fotografías panorámicas para que entre un mayor caudal de gente en el autoretrato.

La phablet tiene un almacenamiento interno de 32 GB expandible hasta 64 GB con tarjeta expandible. Corre con Android 4.4, viene con soporte de conectividad LTE  y tiene sensores cardíaco, de humedad y de rayos ultravioletas.

Se anunció que se podrá conseguir a partir de octubre, pero no se especificó su precio ni los mercados en los que estará disponible. Vendrá en 4 colores: blanco, negro, dorado y rosa.