Vecinos del country San Diego del partido de Moreno, con altas expensas, se cuelgan del cable de la luz para no pagar las facturas o limaron sus medidores para pagar menos. Así de 2 mil pesos que venían pagando pasaron a 300 pesos.

Una cuadrilla de Edenor hizo un operativo esta mañana y clausuró las conexiones clandestinas que había en los medidores de los chalets.

Son 20 propiedades en situación irregular, de ellas 5 estaban directamente colgadas de las cables. La «tramoya» comenzó cuando el Gobierno empezó a aplicar la quita de subsidios a la luz.