En el Nuevo Gasómetro, el equipo de Bauza estiró su racha positiva al derrota a Sarmiento por 3 a 0, con goles de Villalba y un doblete de Cauteruccio en la segunda parte. El Ciclón fue superior, aunque no exhibió un gran juego, mientras que el Kiwi no supo mantener el nivel del primer tiempo y en desventaja, padeció el olfato goleador del uruguayo azulgrana.

Dos victorias contundentes reafirmaron el pulso positivo de San Lorenzo en este semestre. Al triunfo ante el Viale FC por la Copa Argentina, lo reforzó con la goleada sobre Sarmiento en el Nuevo Gasómetro 3 a 0 y se acomodó junto a Boca (mañana recibe a Aldosivi) en la cima del campeonato. Los de Bauza justificaron con situaciones el resultado abultado, aunque en el desarrollo los tres goles terminaron quedando grande a un partido parejo que presentó el Kiwi.

Los goles llegaron en la segunda parte por intermedio de Villalba, que culminó una gran jugada colectiva que el mismo comenzó, y luego con un doblete de Cauteruccio; primero con un cabezazo y el segundo con una estocada ante la salida del arquero Rigamonti.