En una ráfaga, el equipo de Bauza se lo dio vuelta al Cervecero por 2 a 1, con goles de Villalba y Cauteruccio (Bieler abrió la cuenta de penal para el local). El Ciclón quedó solo en la cima del campeonato a tres de Boca (visita a Vélez el domingo), mientras que los de Falcioni acumularon su tercer derrota al hilo.

Sin dar una gran actuación, San Lorenzo se llevó los tres puntos que fue a buscar a Quilmes. En cinco minutos, el equipo del Patón dio vuelta la historia para quedar solo, solito en la cima del campeonato. Un poco de suerte y aplomo para bancar cuando el Cervecero se le vino encima sobre el final en busca del empate, fueron los argumentos de los de Boedo para quedarse con una victoria merecida. Los de Falcioni siguen sin encontrar el rumbo.

De movida fue Quilmes quien tomó protagonismo en busca del arco rival. Sin ser apabullante y con limitaciones evidentes, el Cervecero encontró la apertura del marcador en los pies de Claudio Bieler de penal, tras una falta dudosa de Mercier sobre Canelo en el área. En desventaja, San Lorenzo no se desesperó y encontró el empate antes de los cuarenta, mediante un rebote en el área chica que fue bien capitalizado por Héctor Villaba. Tito la paró entre un par de piernas y de derecha estampó el 1 a 1.

Antes del descanso, la fortuna estuvo del lado visitante. Martín Cauteruccio remató a quemarropa en el área, el arquero Benítez tapó a medias, la pelota rebotó en el palo y volvió a pegarle al uno para terminar en el fondo de la red.

El complemento fue de bajo vuelo. San Lorenzo se aferró a la mínima ventaja y Quilmes, más por impulso y ganas que por convicción y juego lo fue metiendo cerca de Torrico. La insuficiencia del local le hizo el trabajo fácil a los de Bauza, que se quedaron con una victoria y por el momento, l apunta en soledad del torneo.